Pagina principal

La citricultura en Veracruz

Producción Nacional de cítricos

La citricultura en México se encuentra localizada en 28 entidades federativas, sin embargo, la geografía productiva se encuentra bien definida, 91% de la producción total está concentrada en solo 10 estados. La definición de las zonas productoras de cítricos en nuestro país, están bastante delimitadas. La mayoría de las entidades se encuentran en la costa del Golfo de México, abarca los estados de Tamaulipas, Veracruz, Tabasco y Yucatán, y cercanos a estos Nuevo León y Puebla. Por el otro lado, en la costa del Pacífico encontramos a Sonora, Colima, Michoacán y Oaxaca.

 

Hectáreas sembradas con cítricos en México

Fuente:SIACON 2004

 

Como se puede observar Veracruz es el principal productor de cítricos, quien representa el 38% de la superficie plantada en el país. Seguido en importancia San Luís Potosí (9%), Michoacán (8%), Tamaulipas (7%), Nuevo León (6%), Colima (6%), Tabasco (5%), Oaxaca (4%), Yucatán (4%) y Puebla (4%); estos 10 estados en conjunto representan el 91% del total de cítricos en el país, sin embargo el comportamiento de los rendimientos y los precios que se logran en cada estado varía considerablemente y están relacionados al nivel de tecnificación y grado de desarrollo en la actividad primaria.

La infraestructura económica con que cuenta el sistema producto cítricos lo ubica en tercera posición en importancia entre todos los cultivos agrícolas en la república mexicana, en la siguiente gráfica podemos constatar la representación de su entorno.

Existe en la cadena productiva de los cítricos precios y rendimientos diferenciados que dependen directamente del grado de tecnificación y del manejo integrado en las huertas, dado que algunos estados mantienen su estabilidad por el beneficio que otorga la ley de la oferta y la demanda, obteniendo mejores rendimientos los que logran trasladar su cosecha en las épocas de menor oferta.

 

 

La naranja es el cultivo que ocupa el primer lugar en cuanto a superficie y volumen de producción. El mercado doméstico tiene una alta preferencia por el consumo en fresco, dejando con poca oportunidad a la industria de captar mayores volúmenes para procesamiento. El factor que constituye esta tendencia es el precio, mientras que el mercado nacional paga de 400 hasta 900 pesos la tonelada promedio en la temporada, la industria no logró ofrecer mas de 450 pesos por tonelada debido al arancel que hasta ahora paga por exportar el jugo extraído por la fruta procesada.

Los volúmenes de producción tienen una correlación directa con el rendimiento y los precios que se logran en el mercado interno, en la siguiente tabla podremos observar el comportamiento de cada estado que produce naranja en orden de importancia en cuanto al volumen de producción que se generó en el ejercicio 2004.

 

 

Nomenclaturas:

Rendimiento=

Promedio de toneladas producidas por cada hectárea establecida.

Precios =

Precio promedio pagado al productor en el medio rural por tonelada.

Toneladas =

Volumen de producción en toneladas de las hectáreas establecidas.

Hectáreas =

Número total de hectáreas establecidas con cítricos.

 

 

La producción de naranja se concentra en 4 estados, mencionados en orden de importancia: Veracruz, San Luís Potosí, Tamaulipas, Nuevo León, estos representan el 74% de la producción nacional. La naranja que se siembra principalmente es la variedad “valencia”. Esta se caracteriza por su intenso color, aroma, sabor y graduación Brix (contenido de sólidos), lo cual le da al jugo de naranja mexicano una importante ventaja en calidad con respecto a los jugos que se producen en otros países. Brasil por ejemplo, ha sustituido gran parte de sus huertos de naranja variedad “pera” hacia “valencia”.

En segundo lugar, el Limón es otro de los cultivos altamente rentables, su producción se concentra en prácticamente 6 estados (88%) mencionados en orden de participación por superficie y producción obtenida; Colima, Michoacán, Veracruz, Oaxaca y Tabasco. Sin embargo los mejores rendimientos por hectárea los logra Yucatán con menor hectáreas seguido de Colima y Sonora.

 

 

Uno de los cultivos más dinámicos lo representa el limón persa, ya que su tasa de crecimiento es de 24.21%, al pasar de una producción en 1996 de 172,409 toneladas a 410 mil toneladas en el año 2004.

La comercialización de limón persa se realiza en fresco, que por sus características físico-químicas y consumo es un producto de exportación. Esta actividad se realiza a través de las empacadoras localizadas en los diferentes estados. Se prevé una tendencia de crecimiento para el corto plazo de esta agroindustria, pero dependerá de las modalidades instrumentadas en materia de producción, pues las nuevas restricciones están encaminadas a la inocuidad alimentaria.

Las Toronjas ocupan el tercer lugar en la producción nacional, Sin embargo los estados que la exportan son Yucatán y Veracruz, generando importantes ingresos de divisas, los mejores rendimientos se encuentran en Veracruz y Sonora y los mejores precios pagados al productor se ubican en Sonora, Oaxaca y Tamaulipas, debido a la baja oferta de esos estados.

 

 

La mandarina ocupa el cuarto lugar en la producción nacional pero junta con la tangerina representa al cultivo que genera mayor derrama económica dado que su manejo en fresco requiere de altos costos para su empaque y acarreo, El estado de Veracruz es el líder en la producción y rendimiento logrado por hectárea plantada con mandarinos en el país. Pero los mejores precios los logran Sinaloa y Tamaulipas. Este cultivo se vende en Fresco en su mayoría y solo una parte es entregada a la industria para su procesamiento.

 

 

Por último se encuentra la Tangerina que representa el 3% de la producción nacional de cítricos y que es cultivada principalmente en Veracruz, Puebla y San Luís Potosí, de igual manera que la mandarina Veracruz también es el líder tanto en producción como en rendimientos sin embargo son los productores de Puebla los que obtienen un mejor precio beneficio que le otorga su cercanía con las principales centrales de abasto de la ciudad de México. Este cultivo se vende en Fresco en su mayoría y solo una mínima parte es entregada a la industria para su procesamiento.